Backend

El desarrollo de backend es la parte de una aplicación que gestiona la información proporcionada por el usuario y que controla los procesos que manipulan dicha información para obtener los resultados requeridos.


Período

2013-2023

Sector

Ingeniería Software

Servicio

Desarrollo de software Backend

CONTEXTO

Hoy en día prácticamente cualquier proceso productivo o de ocio implica el uso de aplicaciones de software, y la funcionalidad de estas depende completamente del desarrollo de backend, la parte de una aplicación que gestiona la información proporcionada por el usuario y que controla los procesos que manipulan dicha información para obtener los resultados requeridos.

SOLUTE cuenta con experiencia y una gran capacidad técnica para abordar desarrollos de software de las más variadas tipologías, desde sistemas de automatización industrial hasta aplicaciones enfocadas al uso profesional en sectores concretos, pasando por aplicaciones móviles aptas para el uso particular.

El desarrollo de software es la disciplina que estudia los componentes necesarios para la creación, gestión, mantenimiento y testeo de software informático. El software puede entenderse como la programación lógica que todo sistema informático necesita para funcionar adecuadamente y permitir al usuario disfrutar de las funciones de una aplicación a través de una interfaz práctica e intuitiva.

Una de las vertientes del desarrollo de software es el diseño del backend, que es aquella parte del software “invisible” para el usuario que se encarga de gestionar y procesar la información proporcionada por dicho usuario, obteniéndola a través del frontend para devolver los resultados solicitados.

El backend se ejecuta habitualmente en uno o más servidores accesibles a través de una red de comunicaciones o internet, si bien en algunos casos, como en ciertas aplicaciones autocontenidas o para dispositivos móviles sin dependencia de servicios externos, puede ser ejecutado como una capa de aplicación en la propia máquina cliente.

Muchos desarrollos de software no separan correctamente las operaciones que deben realizarse en el lado cliente de las que deben realizarse en el lado servidor, ejecutando operaciones de tratamiento de datos y gestión de seguridad en el frontend que deberían realizarse en el backend. De igual manera, a menudo se realizan en backend operaciones de postproceso de información (sobre todo a nivel gráfico) que deberían realizarse en frontend, agilizando así las comunicaciones y reduciendo la carga de proceso en los servidores. También es muy habitual que el formato de los datos elegido para la comunicación entre el backend y el frontend no sea eficiente o cuente con los mecanismos de seguridad adecuados.

Con un diseño idóneo de la plataforma y una correcta segmentación de las tareas a realizar por el frontend y el backend se garantiza un desarrollo eficiente, ágil para el usuario y liviano para los servidores, garantizando además los máximos niveles de seguridad en las comunicaciones.


RESULTADOS

Tras el correcto proceso de desarrollo se obtiene un software eficaz y ágil, con un flujo de procedimientos óptimo y un almacenamiento de datos eficiente, manteniendo una baja carga en los servidores, lo que lleva a unos costes de explotación contenidos y a una mayor satisfacción del cliente.

OTRAS APLICACIONES

El desarrollo de software es aplicable a cualquier industria y sector. Todo proyecto de software requiere un backend, de modo que son proyectos muy transversales con compradores potenciales de todo tipo.

EXPERIENCIA

Desde 2013 SOLUTE ha realizado multitud de desarrollos, tanto para uso interno como para clientes de diversos campos, como el sector de la energía o la automoción.

En el sector eólico, SOLUTE ha desarrollado y explota comercialmente el software Furow para el desarrollo integral de proyectos eólicos, abarcando todas sus fases, desde el tratamiento de datos de viento, el micrositting y el análisis financiero, hasta el cálculo de recurso eólico.

En la actualidad, SOLUTE desarrolla Aphelion, una gama de productos orientada a proporcionar predicción meteorológica de alta resolución relevante para los sectores energético, agropecuario, industrial o náutico.

“Para el desarrollo del backend se necesitan una serie de competencias relacionadas con el análisis de aplicaciones y la programación en lenguajes como Javascript, Python, PHP, Perl y Bash. También se requiere un amplio conocimiento de bases de datos, sus tipologías y principios.”

METODOLOGÍA

El desarrollo de software en general, y del backend en particular, requiere el uso de una serie de conceptos procedentes de la teoría de la programación y del análisis de algoritmos. También se precisan profundos conocimientos en proceso de datos, redes de comunicaciones y hardware.

Para el desarrollo de backend se necesitan una serie de competencias relacionadas con el análisis de aplicaciones y la programación en lenguajes como Javascript, Python, PHP, Perl y Bash. También se requiere un amplio conocimiento de bases de datos, sus tipologías y principios.

Para la creación de código propiamente dicho, se utilizan herramientas de codificación como Microsoft Visual Studio Code, así como los compiladores o intérpretes de los correspondientes lenguajes de programación. Para la gestión de la información se utilizan bases de datos como MySQL, MariaDB o PostgreSQL y sus diferentes entornos de desarrollo.

Como en cualquier tipo de desarrollo de software con una mínima complejidad, también se hace imprescindible el uso de herramientas de control de versiones como Gitlab.

Es muy importante el seguimiento estricto de los estándares de codificación y estilo para los diferentes lenguajes, y en los últimos años también ha cobrado especial importancia la observación de las normativas legales de protección de datos en las distintas regiones respecto a la confidencialidad, el derecho a anulación y rectificación de los datos.

Existen diversas metodologías para el desarrollo de software que se eligen en función de si el proyecto a realizar debe cubrir una necesidad en un momento concreto o de si cuenta con unos largos ciclos de vida y explotación comercial. En la actualidad, se suele emplear lo que se denomina metodología ágil: inicialmente se realiza un análisis previo de los requisitos de la aplicación para, acto seguido, planificar el proyecto estudiando la mejor plataforma y lenguajes de desarrollo, así como realizando una estimación de los recursos necesarios y los plazos de ejecución previstos.

Después se inicia el proceso de codificación y pruebas de la aplicación para finalmente proceder a la implantación en la plataforma prevista. Tras la validación por parte del cliente, o la realización de las correcciones pertinentes, se da por finalizado el proyecto. A menudo, si el cliente lo demanda, se inicia una fase posterior de mantenimiento continuo donde se pueden realizar modificaciones y mejoras a la aplicación.

En aplicaciones con largos ciclos de explotación, se estudia la posibilidad de crear nuevas iteraciones de desarrollo en las que añadir nuevas funcionalidades al proyecto para prolongar su vida comercial. Al finalizar el proyecto, se realiza la entrega de la documentación, del código fuente y de las bases de datos, si las hay, en la extensión y forma pactada según contrato.

Virtualización

Virtualización de procedimientos para apoyo operativo

Sistema que facilita la comprensión de instrucciones descritas en un documento mediante su visualización a través de realidad virtual.

Automoción

Impactos a baja velocidad

Con los modelos de elementos finitos (FEM), y gracias a la simulación, podemos obtener los diseños de piezas más idóneos para reducir posibles daños y ahorrar costes de desarrollo.